18/6/09

Entrevista al creador de ArgenGen

Bookmark and Share

Juan José Pujol Hoy conversamos con Juan José Pujol, creador de la lista de correo ArgenGen, dedicada a la genealogía en Argentina. Viajante incansable debido a sus obligaciones laborales como consultor informático, este argentino de 61 años nacido en la ciudad de Buenos Aires, nos brinda su visión sobre la genealogía en general y el funcionamiento de los grupos o listas de correo; que en la actualidad, son una excelente herramienta para los nuevos investigadores.

Frecuentemente leemos términos como "apasionante" o "increíble" cuando la gente habla de su aficción por la genealogía. ¿Cómo se acerca Ud. a ella por primera vez?

Me acerqué a la genealogía porque en 1998 mi sobrina me pidió una copia de un "arbusto genealógico" (no podría llamarlo árbol...) de mi familia, que había hecho cuando tenía doce años, preguntándole a mi madre para entender a quienes llamaba "tías". Antes de entregarle ese "documento", se me ocurrió buscar por Internet que podía hacer para emprolijarlo y descubrí una multitud de herramientas y ayudas al alcance del teclado que me parecieron increíbles. Me dí cuenta que la genealogía había dejado de ser una "ciencia para descendientes de la nobleza" y que había un mundo explorable por todos.... El acercamiento implicó quedar atrapado por las posibilidades que por Internet se daban, incluidas las de relacionarse con gente que, aún sin ser ni remotamente posibles familiares, estaba dispuesta a ayudar sin ningún otro interés que el simple placer de hacerlo. Desde enseñar y dar consejos hasta –y esto es lo que me resultó más sorprendente- dedicar tiempo y esfuerzo en buscar documentación perdida en el tiempo.

¿Qué es exactamente ArgenGen? ¿Cuál fue el motor que lo impulsó a su creación?

ArgenGen nació en mayo de 2001 como una lista de correo para agrupar a una docena de argentinos miembros del Foro de Genealogía Hispana de RedIris. Luego de una primera reunión en Buenos Aires, su objetivo inicial fue el de mantenernos en contacto para reuniones locales. Pero, a poco de comenzar a funcionar, las necesidades de intercambiar información sobre búsquedas en Argentina y de otros orígenes no hispánicos, amplió sus objetivos.

¿Le parece que esos objetivos se han cumplido? ¿En qué etapa de su evolución diría que se encuentra la lista?

Creo que sí se han cumplido. Más de mil setecientos miembros y casi cincuenta mil mensajes parecen indicarlo... Pero siempre hay algo más que puede hacerse, nuevas inquietudes y medios alternativos para crear soluciones adicionales... El grupo está en su madurez, pero siempre hay un camino por delante para recorrer.

De acuerdo a su análisis personal, ¿cómo evaluaría los intereses de los suscriptores de ArgenGen en sus comienzos? ¿cree Ud. que difieren de los actuales?

Los intereses de los miembros del grupo se mantienen. Todos compartimos la necesidad de aprender a buscar y aprender a encontrar, pedir ayuda y, una buena parte –afortunadamente- enseñar, aconsejar y brindar esa ayuda.

Tenemos entendido que, en algún momento, se trató la idea de conformar una asociación civil. ¿Qué ventajas podría proporcionar una entidad de estas características frente a la lista en sí o su futuro sitio web, y cuáles fueron, en ese entonces, los motivos para que este proyecto no se llevara a cabo?

Una asociación civil permitiría poder encarar actividades que requieran un marco legal formal: manejo de fondos, capacidad de contratación, organizar eventos públicos, editar libros, emitir certificados de investigador y peticionar ante las autoridades, entre otros. Pero se requiere un grupo de personas que pueda dedicar parte de su tiempo para encarar la creación de la entidad y la realización de las actividades. No se pudo conformar un grupo impulsor cuando se intentó, quizás en otro momento vuelva a surgir el interés y logremos llevar a cabo este proyecto.

Volviendo al ámbito original de ArgenGen, ¿resulta difícil administrar una comunidad de estas características? ¿Cómo es estar "del otro lado" y a la vez ser uno más?

A veces es difícil mantener cierto orden... porque una lista de correo es una reunión virtual con miles de personas "hablando a la vez", y siempre nos olvidamos de cumplir con alguna de las normas de convivencia establecidas... Cuando uno está de "este lado" no se puede ser "uno más"...

Basándonos en su experiencia como investigador y creador de un grupo ¿qué le aconsejaría a quien empieza a dar sus primeros pasos y decide suscribirse a una lista genealógica?

Primero entender cómo funciona el grupo, leer y aprovechar todos los recursos y la información y documentación que ya está disponible.

Dice Ud. que comenzó con esta "inquietud" en 1998. Eso es mucho tiempo... ¿aún conserva el mismo ímpetu de aquel entonces? ¿hasta dónde pudo llegar en su propia investigación?

Conservo el mismo ímpetu, pero poco tiempo libre para dedicarle actualmente. Llegué hasta algunos datos de la mitad de mis cuartos abuelos paternos y maternos, encontré familiares con los que había perdido contacto durante décadas, y otros que no conocía... Pero tendría muchísimo más por hacer. Es bueno tenerlo como un tema pendiente para retomarlo cuando pueda...

Este testimonio nos habla de la sorpresa al descubrir la cantidad de información que se maneja en la red con respecto a la genealogía en general y la solidaridad existente en las listas de correo, foros o grupos dedicados al tema, en particular. A partir de ahora, ese mundo no será tan ajeno para quién recién se aproxima a él. Agradecemos a Juan José Pujol por habernos concedido esta entrevista y le deseamos que muy pronto pueda retomar esta asignatura pendiente, su propia historia.

firma NotiGen

Sin comentarios

:)) w-) :-j :D ;) :p :_( :) :( :X =(( :-o :-/ :-* :| :-T :] x( o% b-( :-L @X =)) :-? :-h I-)

Comentar este artículo

¡¡¡Bienvenidos a NotiGen!!!
Antes de escribir tenga en cuenta lo siguiente:
- Respetar al otro. No insultos, no agresiones, no descalificaciones.
- Mantenerse dentro del tema del artículo.
- No apología de la violencia ni del delito.
- No a expresiones de odio racial, religioso o de cualquier otra índole.

 
Ir Arriba